Más de 1 millón de británicos no tienen una cuenta bancaria, el uso de efectivo sigue siendo muy frecuente

Un informe reciente reveló que 1,2 millones de británicos no tienen cuentas bancarias, además una investigación del Banco de Inglaterra muestra que 2,2 millones de esta población dependen casi totalmente del efectivo.

En la investigación de la BBC, se reveló que muchas personas en el Reino Unido siguen dependiendo del efectivo a pesar de que el avance en la tecnología de los pagos sigue expendiéndose, pero donde «los mayores usuarios de efectivo son las personas más pobres». Joe Harrison, director ejecutivo de NMTF, que representa a la industria del mercado del trading, destacó que no cree “que sea moralmente correcto que estas personas tengan que pagar solo para obtener algo de lo que no tienen mucho» refiriéndose a Las personas que tienen que pagar para retirar su efectivo. Otro entrevistado llamó la atención sobre el hecho de que las personas sin hogar son las que más dinero en efectivo necesitan, ya que «sin una dirección no pueden abrir una cuenta bancaria».

Sin embargo, los pagos en efectivo se continúan eliminando en todo el país. El artículo cita un estudio del British Retail Consortium que mostró que los pagos con tarjeta débito superaron los pagos en efectivo en general en el 2016 y ha ido aumentando lentamente desde entonces. Andrew Crook, propietario de una tienda de pescados y papas fritas y presidente de la Federación Nacional de Freidores de Pescado, dijo que «alrededor del 10-20% de las tiendas de pescado y papas fritas funcionan solo con efectivo». El Sr. Crook comenzó a aceptar pagos con tarjeta hace unos seis años para obtener una ventaja competitiva ya que antes «si alguien se detenía afuera y no tenía efectivo, irría a las otras tiendas en lugar de ir a [su] restaurante”.

Soluciones para conectar el mundo sin-efectivo con los usuarios tradicionales de efectivo

Como señala el artículo, se han intentado soluciones para conectar a aquellos que no quieren usar efectivo y aquellos que históricamente han estado en condiciones de beneficiarse de las donaciones en efectivo. Barclaycard Payment Solutions probó las cajas de donaciones de caridad «tap and go» (que podría interpretarse como “tocar y continuar”) en las cajas de los supermercados y donde la «donación promedio para el NSPCC fue de £ 3.07, más alta que la cantidad promedio que recibe la caridad a través de las donaciones en efectivo». Luego, una empresa con sede en Ámsterdam, N = 5, probó «un abrigo cálido para invierno que incorpora un lector de pagos y una pantalla LCD» llamada la chaqueta Helping Heart, con la cual los usuarios podrían canjear luego el dinero que les hayan donado. Incluso hubo empresas que crearon chaquetas de donación portátiles para perros y carteles de donación digital inteligente. Además, «Cancer Research UK tiene cinco ‘bancas inteligentes’ en Londres que no solo actúan como puntos de carga de teléfonos y wifi, sino que también permiten a las personas donar con un toque de su tarjeta».

Estas organizaciones benéficas se han adaptado a los pagos digitales para dar cabida a la mayor cantidad de usuarios, y por lo tanto a los posibles donantes, para maximizar sus fondos. Si bien los pagos que no son en efectivo ofrecen muchas conveniencias y pueden maximizar el consumo, también corren el riesgo de poner en riesgo los datos de los consumidores. Un oficial retirado del ejército, Mark Hainge, explicó a la BBC sus razones para seguir prefiriendo dinero en efectivo: «Creo que la gente aquí en Hay preferiría no revelar más datos de los que tienen, como sus preferencias de compra, por ejemplo».

Dash combina los beneficios del efectivo y los pagos digitales

La criptomonedas se crearon con el objetivo de proporcionarles a las personas del común redes de pago descentralizadas para que puedan experimentar la rapidez y seguridad sin importar sus condiciones de vida ni su estatus socioeconómico actual. Las criptomonedas también están destinadas a proteger mejor la privacidad de las personas, lo que a las compañías de tarjetas se les ha estado haciendo muy difícil de cumplir.

Dash ha estado trabajando hacia estos objetivos a través de sus constantes mejoras en la red; la actualización más reciente a InstantSend automático para que las transacciones sean más rápidas y económicas, mejorando PrivateSend para proteger mejor los datos del consumidor, y pronto los ChainLocks para proteger mejor la cadena de bloques en general. Además, también ha tenido proyectos como el programa descentralizad de caridad de Dash Text, que actualmente está ayudando a 50 estudiantes necesitados en la escuela San Antonio en Caracas, Venezuela. Luego hubo una gran cantidad de apoyo de Dash para Wikileaks, que rápidamente comenzó a aceptar a Dash en su tienda, después de que su fundador Julian Assange fuera arrestado. Los consumidores ahora tienen la opción de evitar simultáneamente grandes comisiones bancarias y trámites burocráticos, a la vez que tienen la comodidad de los pagos en dinero digital a través de Dash.

Autor: Justin Szilard

Fuente: https://dashnews.org/over-1-million-britons-do-not-have-a-bank-account-cash-usage-still-very-prevalent/

Comments are closed.