image

¿Dónde guardar mis Dash? - Tipos de wallets

¿Dónde guardar mis Dash? - Tipos de wallets

¿Dónde guardar mis Dash? - Tipos de wallets

Ya sabemos que Dash no es una moneda común y corriente, es una moneda digital y, por lo tanto, también deberá administrarse de manera digital.

Es aquí donde entran en juego las wallets, esas billeteras que te permitirán enviar o recibir pagos de diversas formas y que no debes confundir con una cuenta bancaria regular, a pesar de que funcionen de manera similar.

Hay varios tipos de wallets, pero es importante tener en cuenta que ninguna almacena realmente tus Dash, tan solo te ayudan a gestionarlos mediante la llave privada (la cual te hace propietario) y la llave pública (de la cual se obtiene la dirección). 

Si hiciéramos una comparación con las cuentas bancarias, la primera llave sería una suerte de pin de seguridad y la última nuestro número de cuenta, el cual podremos compartir para recibir fondos.

Todos nuestros activos digitales se encuentran siempre almacenados en la cadena de bloques o blockchain, lo que se altera al realizar transacciones en criptomonedas es quién tiene acceso a dichas monedas (algo así como un cambio de propietario), y es allí donde intervienen nuestras amigas las billeteras digitales, sobre las cuales hablaremos en detalle a continuación.

Tipos de wallets conectadas a internet

Las billeteras calientes o hot wallets son aquellas que dependen de una conexión a internet. Son ideales para operaciones diarias pues es muy sencillo acceder a ellas; no obstante, conllevan mayores riesgos para la seguridad de los fondos.

  • Billeteras de escritorio o desktop wallets: son programas para computadores de escritorio y están disponibles para todos los sistemas operativos existentes (incluyendo las diversas distribuciones de Linux). Dichas aplicaciones permiten el acceso únicamente desde el ordenador o portátil en el que fueron instaladas. Son muy seguras, pero poco prácticas a la hora de querer realizar pagos en locales comerciales.
  • Billeteras en la nube o web wallets: en este caso, sí pueden manejarse desde cualquier lugar y dispositivo (tablet o smartphone, por ejemplo) sin instalar un programa, pero presentan un mayor riesgo ya que la información y tus llaves privadas se mantienen constantemente alojadas en el ciberespacio.

  • Billeteras móviles o mobile wallets: resultan perfectas para pagos diarios ya que son muy cómodas y fáciles de utilizar gracias al uso de códigos QR y a las tecnologías de verificación simple de pagos (SPV). Al funcionar como aplicaciones móviles, podrás llevarlas contigo en todo momento y hacer pagos entre personas o en tus establecimientos preferidos. Solo tú tendrás el control de tu llave privada a través de la frase de recuperación (aquellas palabras que te permiten recuperar tu wallet en casos de emergencia).

  • Billeteras de mensajes de texto o SMS wallet: ideal para aquellos usuarios sin acceso a internet o teléfonos inteligentes (si tienes años usando solo un “perolito”, “tostoncito”, feature phone, o cualquiera de estos dispositivos no tan “inteligentes”, esta es la opción correcta para ti). Brasil, Colombia, España, Estados Unidos y Venezuela son algunos de los países en los que es posible enviar o recibir Dash mediante mensajes de texto gracias a servicios como Dash Text o CoinText (aunque esta última aún no está disponible en Venezuela). Si bien es una opción que no requiere internet, lo consideramos hot wallet ya que no se tiene un control directo sobre la llave privada.

Tipos de wallets sin conexión a internet

Las billeteras frías o cold wallets son aquellas que NO están conectadas a internet y, por lo tanto, garantizan un mayor resguardo de tus fondos (no hay riesgo de hackers o virus). No obstante, en caso de extraviarlas, se perderían completamente los fondos. Este tipo de métodos de almacenamiento son perfectos para almacenar grandes cantidades de criptomonedas (así como lo haríamos con una caja fuerte convencional).

  • Billeteras de papel o paper wallets: aunque suene un poco extraño, es posible administrar tus Dash mediante un simple papel. Para ello debes imprimir códigos QR que representan tus llaves pública y privada, y podrán ser escaneados para recibir y enviar fondos. Lo que debes tener en cuenta es que solo deberías realizar un único retiro con la totalidad del dinero por cada billetera de papel que hayas impreso; de lo contrario, el nivel de privacidad se vería reducido significativamente.

  • Billeteras de hardware o hardware wallets: sin duda, la opción más segura (y costosa) de todas. Consisten en pequeños dispositivos (muy similares a una memoria USB) que almacenan nuestras llaves sin necesidad de conexión a internet.

¿Es un exchange una cartera?

Es posible comprar y vender Dash u otras criptomonedas a través de exchanges o casas de cambio, pero no por ello deberíamos considerarlos wallets.

En una casa de cambio tú no serás el propietario de los fondos, ya que esto se reserva para quien maneje la llave privada y la pública. En este caso, esa responsabilidad recae enteramente en el exchange.

Además, están expuestas a riesgos como fallas en sus plataformas, hackers y estafas (como ya ha ocurrido en el pasado), por lo que te recomendamos seguir el consejo de Andreas Antonopoulos, reconocido empresario y experto en criptomonedas: no mantengas tu dinero en un exchange por más de quince minutos.

Las carteras de bolsillo pasaron de moda, gestiona tus Dash usando la wallet que mejor se adapte a tus necesidades. ¿No sabes cuál escoger? En nuestro canal de YouTube encontrarás la respuesta.

Si tienes alguna otra duda, contáctanos y recibe nuestra asesoría gratuita.