image

¿Sabías que Dash es autónomo y descentralizado?

¿Sabías que Dash es autónomo y descentralizado?

¿Sabías que Dash es autónomo y descentralizado?

Uno de los motivos principales por los que Dash se ha convertido en una alternativa al efectivo –además de ser dinero digital divisible, seguro, anónimo, económico e inmediato– es que se trata de una organización autónoma descentralizada (DAO, por sus siglas en inglés).

¿A qué nos referimos con esto? Gracias a su funcionamiento, Dash puede ser una moneda totalmente independiente que no responde a ningún director o CEO y cuenta con la capacidad de generar y asignar fondos para desarrollar ideas empresariales y comerciales.

Para entender cómo funciona este sistema, veámoslo por partes:

Descentralizado

Al no existir un jefe o dueño cuya labor sea la de tomar las decisiones, este peso recae sobre la figura de los nodos maestros (encargados de validar la cadena de bloques). Y cualquiera puede convertirse en un nodo maestro (ya existen más de 4.000 en el mundo), siempre y cuando se cumplan las reglas básicas como tener una copia completa de la cadena de bloques y 1.000 DASH en tu billetera.

Autónomo

El modelo de trabajo de la DAO de Dash es autofinanciado, ¿pero de dónde provienen los fondos?

En otras criptomonedas, la recompensa por crear nuevas monedas se distribuye únicamente entre los mineros; sin embargo, en el caso de Dash, se divide en 3 partes para ser distribuida entre los mineros, los nodos maestros y la tesorería. Anteriormente, la distribución era 45 % para los mineros, 45 % para los nodos maestros y 10 % para la tesorería. Sin embargo, recientemente, esto comenzó a cambiar de manera tal que la divición entre los mineros y los nodos maestros ya no será 50%-50% sino 60%-40% a favor de los nodos maestros, dando como resultado un 36% de la totalidad de las monedas minadas por bloque para los mineros y un 54% para los nodos maestros. Mientras tanto, la tesorería se mantiene igual y es lo que permite que Dash sea autosuficiente y no dependa de intervención externa.

¿Cómo? Específicamente, al contar con sus propios fondos, la tesorería de Dash puede dirigirlos hacia las áreas que más lo requieran (es la comunidad la que elige, lo verás en el próximo punto). Se trata de una característica fundamental pues permite tanto independencia como autogestión, sin requerir apoyo económico –o de ningún otro tipo– de terceros.

Organizado

La toma de decisiones es un proceso en conjunto: cada nodo maestro cuenta con una participación en las votaciones mensuales en las que se decide qué hacer con los fondos disponibles en la tesorería.

Todo depende de lo que desee la comunidad y del enfoque que, como comunidad, se quiera dar al proyecto en general, ¿se requieren cambios, actualizaciones? ¿Se debería invertir en marketing? Incluso emprendedores pueden presentar sus proyectos ante la DAO y recibir financiamiento. Para asegurar que se postulen proyectos de valor, se requiere un depósito de 5 DASH.

En caso de que exista dinero digital remanente en la tesorería luego de aprobar las propuestas, este se “quema” para evitar variaciones en el precio. Suena extraño, pero, sí, la quema de criptomonedas es posible: no se desintegran, pero son inutilizadas al enviarse a direcciones en las que no podrán ser usadas ni recuperadas (además, estas direcciones son públicas y puede verificarse si han sido quemadas o no).

Adiós, corrupción. Hola, DAO de Dash

El hecho de que Dash sea un modelo autofinanciado se traduce en que en ningún momento existirá un conflicto de intereses entre lo que desee la comunidad y lo que buscan los inversionistas o empresarios: al contar con sus propios fondos, Dash no necesita inversiones o donaciones para operar. 

Gracias a ello, el control de la red no estará bajo la decisión de terceros y no existe riesgo de corrupción.

Y es que tener tu dinero en manos de otros representa siempre un riesgo. Permitir que alguien más maneje tu capital es darle la potestad de administrarlo según sus intereses.

Incluso aunque los dueños y trabajadores de tu banco de confianza sean “incorruptibles”, existe la posibilidad de que este quiebre y al distribuir su capital entre los millones de usuarios cada uno recibiera tan solo unos centavos. No importa cuánto ahorres: con la banca tradicional, no hay garantías.

Por el contrario, con Dash no hay relación con agentes externos, ya que todas las transacciones se realizan directamente de persona a persona a través de la billetera o wallet.

 

Dato curioso: la DAO de Dash fue pionera y exitosa, y nosotros también. Somos el primer centro de soporte de una criptomoneda a nivel global, contáctanos y aclararemos todas tus dudas.